EN 2019, LOS OJOS ESTÁN PUESTOS EN VENECIA

A meses del evento más relevante dentro de la escena artística internacional, Venecia se prepara para celebrar la 58º Bienal de Venecia. Fundada a finales del siglo XIX, la bienal de la ciudad italiana se reinventa cada dos años para convocar a las figuras más destacadas de la escena contemporánea. Bajo el leitmotiv May You Live in Interesting Times (Que vivas en tiempos interesantes) propuesto por el curador general de la bienal, Ralph Ruggof, Venecia se transformará, desde mayo hasta noviembre, en una usina de arte.

Por Matías Helbig
Ph: Biennale di Venezia

¡Mira más contenido de la 58º Bienal de Venecia aquí!

   

Son cuarenta y nueve los pabellones anunciados hasta el momento para la bienal. Bajo criterios de selección específicos, cada país invitado a participar ha elegido internamente a los artistas y curadores que los representarán. Hasta el momento son nueve los países americanos que han confirmado su participación y anunciado a los curadores y artistas: Argentina participará con Florencia Batitti como curadora y Mariana Telleria como artista; Brasil ha confirmado la participación del curador Gabriel Pérez Garreiro y los artistas Bárbara Wagner & Benjamín de Burca; Canadá convocó al Colectivo de artistas Inuit, dirigido por Zacharias Kunuk y Norman Cohn bajo la curaduría de Asinnajaq, Catherine Crowston, Barbara Fischer, Candice Hopkins y Josée Drouin-Brisebois; Agustín Pérez Rubio será el curador para Chile, país que representa la pintora Voluspa Jarpa; Estados Unidos convocó a Brooke Kamin Rapaport como curadora y al escultor Martin Puryear; la curadora Magalí Arriola y el artista Pablo Vargas Lugo formarán el pabellón mexicano; Perú se presentará con Gustavo Buntnix de curador y Christián Bendayán; y el pabellón de Uruguay, representado por el artista Yamandú Canosa será curado por David Armengol y Patricia Bentancur.

 Con relación al lema designado por Ralph Ruggof, el curador general de la bienal explicó que el origen de esta parte de una supuesta maldición china que hace referencia a los tiempos de crisis e incertidumbre. "En momentos en que la difusión digital de noticias falsas y 'hechos alternativos' está corroyendo el discurso político y la confianza sobre la que se basa, es necesario hacer una pausa siempre que sea posible para reevaluar nuestros términos de referencia”, agregó. Además, Ruggof destacó que el objetivo final de la bienal no es abordar un tema específico, sino ofrecer a los espectadores una experiencia lúdica –característica que obliga a modificar los modelos de exposición tradicionales- y de aprendizaje, principalmente creativo, que el arte produce. “Los artistas que trabajan de esta manera ofrecen alternativas al significado de los llamados 'hechos', sugiriendo otras formas de conectarlos y contextualizarlos".

En definitiva, partiendo del slogan May You Live in Interesting Times –aludiendo, sin lugar a dudas, al contexto sociopolítico que acecha al siglo XXI-, el enfoque pretendido por el curador general para esta nueva edición de la Bienal de Venecia es poner de manifiesto la función social del arte como productor de sentido y pensamiento crítico y, por qué no, de placer.

Desde el 11 de mayo hasta el 24 de noviembre, todos los ojos estarán puestos en Venecia y, como sucede cada dos años, visitantes de todo el mundo viajarán al noreste italiano para formar una babel de culturas fundada en una de las creencias más antiguas de la humanidad: el poder del arte como lenguaje universal.