EDICIONES FAMILIA: EL LIBRO COMO OBJETO DE ARTE
Por Tomás Gonzalez Casartelli
EDICIONES FAMILIA: EL LIBRO COMO OBJETO DE ARTE

Una nueva creación que respira aire fresco a la obra original, realzándola y a la vez preservándola. Así se podría describir a las obras de Ediciones Familia, una editorial independiente especializada nacida en 2018 y basada en Nueva York. A pesar de ser una estructura de, por el momento, una sola mujer, Familia ya ha elaborado seis ediciones y está trabajando en otras tres. María Correa do Lago, fundadora y entusiasta de los libros desde pequeña, llama a estas creaciones no sólo libros, sino “libros como objetos de arte”.

 

Correa do Lago concibió la idea del proyecto Familia como una manera de conjugar todas sus pasiones: arte, diseño, edición y personas. Dividiendo su vida entre Nueva York, Madrid y Rio de Janeiro, esta diseñadora y editora brasileña encuentra su ecosistema natural entre los libros y el mundo del arte. A través de colaboraciones con artistas de su país, Ediciones Familia se lanzó como una manera de compensar la falta de representatividad que la escena de arte contemporánea brasileña tiene en el mercado de arte internacional. A las pequeñas editoriales que se dedican a los libros de artistas les cuesta llegar con su trabajo al exterior, un desafío que Correa do Lago ha decidido enfrentar con mucha decisión.

 

Fundó esta editorial independiente que elabora libros de alta calidad mediante una colaboración muy cercana con los artistas. El producto final es lo que ella ha bautizado como un libro como objeto artístico, uno que ofrece una nueva plataforma para el trabajo del artista a través de un medio profundamente único y personalizado.

 

La tarea, sin embargo, no es fácil. Correa busca “explorar las muchas maneras que hay de pensar un libro”, respetando los conceptos del artista mientras lo hace. Esto requiere trabajar con ellos codo a codo, embarcándose en una colaboración simbiótica en el que el diseño eleva al concepto y en el que los distintos puntos de vista se combinan para dar luz a algo nuevo. Esta relación de confianza de alguna manera se va transformando en amistad, dice Correa, construyendo un vínculo que permite la aparición de algo fresco y novedoso, y sin embargo fiel a su piedra fundamental: la obra del artista.

 

“Cada libro que hacemos brota del diálogo con los artistas. A veces, cuando estamos teniendo conversaciones conceptuales intensas, empiezo a visualizar el libro en mi cabeza; el formato, los materiales…luego le propongo al artista y empezamos el proceso de edición juntos. Otras veces, simplemente vamos refinando la idea original hasta llegar al producto final. Otras vamos modificando la idea durante el proceso creativo, adaptándola a lo posible y a lo que busca el artista.”

 

   

Todas las publicaciones son ediciones limitadas (entre 150 y 500 ejemplares), y la calidad de los materiales que se utilizan para la elaboración es celosamente cuidada. Por ejemplo, para Não Me Lembro Bem, (No recuerdo bien,), de Iván Grilo, se utilizaron insumos 100% locales; una impresión tipográfica en relieve sobre papel artesano hecho de fibras naturales brasileñas. El libro reproduce la obra poética del artista, que reflexiona sobre la política y el amor, o lo público y lo privado.

En una edición limitada de Anotações virtuais (Notas visuales), de Dalton Paula, varias series creadas para exhibiciones como la Bienal de Sao Paulo 2016 o la Trienal de Nueva York 2018 son reproducidas y presentadas en pequeñas cajas elaboradas a mano, con todos los grabados hechos también de forma artesanal.

Las colaboraciones de Familia con los artistas Demian Jacob y AVAF están producidas con el mismo cuidado artesanal y la misma calidad personalizada.

 

Por el momento, hay tres nuevas ediciones en camino, protagonizando a Lenora do Barros, Rosana Paulino y Regina Parra. La obra …Umas, de De Barros, se lanzará en el 2020, pero una muestra de la edición será exhibida en la feria Pinta Miami, durante la Miami Art Week. El libro será un facsímil de una selección de columnas periodísticas que la artista escribió durante los noventa, y se exhibirá un gran panel que reproduce varias de dichas columnas durante la 13ra edición de esta prestigiosa feria de arte íbero-americana, además de dos performances de la artista.

 

Sobre el futuro, Correa do Lago dice que “definitivamente quiere mantenerse en este nicho, mostrándole al mundo la belleza y riqueza cultural de Brasil”, manteniendo el formato editorial como “un medio más para el trabajo artístico” y a la vez siendo un modo mucho más económico y portable en comparación con las obras de arte que se venden en galerías o solo accedidas en instituciones de arte. Varios artistas ya se han contactado con Familia buscando sus propias ediciones, y como su creadora está a cargo de todas las etapas del proceso (edición, diseño, producción, promoción y distribución), seguramente tendrá un año ocupado. Año en el que, seguramente, Ediciones Familia se seguirá expandiendo.