LA SUPERACIÓN DE LA GUERRA

En la nueva sede de la waldengallery (Buenos Aires, Argentina) ubicada en el histórico Centro de Arte y Comunicación (CAyC), fundado en los años 60 por el afamado ensayista y gestor cultura Jorge Glusberg, Magadalena Jitrik presenta La superación de la guerra. Bajo la curaduría de Raquel Masci, la exposicion desarrolla una suerte de antología que reúne obras producidas en los 90 y trabajos actuales  que ponen de manifiesto los elementos formales y temáticos que atravesaron la carrera de una artista clave en la escena contemporánea argentina.

Por Matías Helbig
La superación de la guerra, registro de exposición en waldengallery, Buenos Aires, 2019.

Constituida, mayormente, a partir de una serie de pinturas, las obras que hacen a La superación de la guerra establecen un diálogo entre los orígenes y el presente, y estos dos “momentos” dentro de sus recursos estilísticos y conceptuales. Poniendo el foco en esta relación y en las posibilidades que ofrece, según Karl Marx, la disolución de las desigualdades para la superación de los conflictos, Jitrik destaca la relación dialéctica –en cuanto a los aspectos técnicos y formales de las obras- que hay entre el conjunto de pinturas de los 90 y aquellas que produjo recientemente. “En el año 1995, había titulado una serie de pinturas con frases de literatura revolucionaria, entre las que hay una donde puede verse un tronco medio ahí como volando”, explicó la artista en una entrevista realizada para el medio Palabras. “Y hace dos años, realicé varias esculturas sobre tronco para una muestra en conmemoración a los 100 años de la Revolución Rusa. Claramente, en algún punto, la asociación entre aquella pintura de 1995 y estas obras de 2017 para mí es inevitable”.

De esta forma, la obra de Jitrik, sintetizada en la exposición que inauguró este medio día en waldengallery, oscila entre dos periodos históricos con puntos transversales. Por un lado, sus trabajos de la década del 90 –periodo en que la artista formó parte del Centro Cultural Rojas y en que fue galardonada con la Beca Kuitka (1993)-, asociados a cuestiones y “batallas” políticas de carácter internacional, universal si se quiere; por el otro, un grupo de pinturas ancladas en los vaivenes sociales y políticos de la actualidad argentina. Así es como en la misma galería dialogan una escultura en madera con la oz y el martillo, y una pintura que cuestiona el paradero y destino de Santiago Maldonado. Con relación a esta conversación que parece darse desde dos polos opuestos de una parábola, Jitrik destacó que “hay un hueco entre el año 1999 y el 2017, aproximadamente, donde esos 16 años del medio, que son los de mi obra más conocida, no están en la exposición” y que aquello es adrede. La superación de la guerra, es una muestra que se dirige “al origen y al presente” de su realización como artista.

En exhibición hasta el 3 de agosto en la nueva sede ubicada en Viamonte al 452, la exposición de Magdalena Jitrik es una oportunidad para comprender las temáticas que atraviesan a una generación de artistas argentinos que atestiguaron el paso del país hacia la democracia, y que a través de sus lenguajes ponen de manifiesto aquello que no ha cambiado tanto o que tan solo ha cambiado de nombre.