arco2018 | JosedelaFuente: cinco artistas y una propuesta articulada en torno al metal

arco2018 | JosedelaFuente: cinco artistas y una propuesta articulada en torno al metal
arco2018 | JosedelaFuente: cinco artistas y una propuesta articulada en torno al metal

JosédelaFuente presenta en Arco 2018 una propuesta articulada en torno al metal. Material considerado precioso en algunos casos y residual en otros, sus transformaciones y sus problemáticas derivadas. A través del estudio de conceptos como su extracción de la naturaleza, los procesos industriales a los que es sometido o lo puramente estético, estos cinco artistas contemporáneos materializan su investigación en obras en las que el metal es empleado de múltiples maneras y abordado desde diferentes perspectivas. A lo largo de la historia este elemento ha despertado gran interés en los artistas, siendo objeto de numerosos estudios, así como componente principal de incontables obras maestras.

Enric Fort Ballester pone el foco en el uso del metal como moneda, en este caso el cobre, abordando la idea de la desaparición futura del dinero físico. Lo formaliza a través de una máquina que realiza la acción de ordenar las piezas de céntimo de euro en función de su tonalidad. Esta manipulación se convierte en absurda e inútil, ya que su clasificación tonal no las dota de diferentes valores en el mercado, sino que su importe se mantiene idéntico.

Por el contrario, Marco Montiel-Soto emplea los colores plateado y dorado, asociados a los metales nobles, para hablar sobre economía y logros. Los emplea como elemento diferenciador en los periódicos, dotando de importancia a las noticias publicadas en el diario “La verdad” en Maracaibo en 2002.

Un ejemplo de cómo el tratamiento y la modificación de los metales suponen un valor añadido para estos es el trabajo presentado por Ion Macareno. El artista, heredero de la tradición escultórica vasca, en la que la metalurgia ha sido y continúa siendo base de la economía, presenta en Arco una nueva pieza, Sellos. Su interés parte de la transformación del valor simbólico que las tribus urbanas confieren a los metales, históricamente asociados con la bonanza económica, así como de sus diferentes modos de exhibición.

Contrapuesta a la bonanza surge la idea de residuo, latente en las fundiciones que Arturo Hernández Alcázar vierte sobre el terreno junto a materiales nobles como el bronce o el cobre.

Por último, el metal tratado desde un punto de vista más conceptual refuerza el vínculo existente entre la alquimia y el arte, presente en la obra de Nacho Martín Silva, quien a través de sus pinturas busca generar experiencias pictóricas interconectadas por la materia.