¿QUIÉN ES ESA CHICA?, FLAVIA DA RIN EN EL MUSEO DE ARTE MODERNO DE BUENOS AIRES

Frente a la primera exposición retrospectiva en un museo de la joven artista argentina Flavia Da Rin (Buenos Aires, 1978), la mirada y el pensamiento se abren a un universo creativo singular a través de 250 obras que se despliegan en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

Organizada por series, lo que resalta con mayor evidencia en un primer momento, es el uso reiterado de la fotografía y de las herramientas digitales para posibilitar la manipulación de la propia imagen de la artista. El inicio de la carrera de Da Rin es paralelo al furor tecnológico con la presencia de la realidad virtual, los chats y las selfies. Un universo de herramientas que comenzó a emplear para referirse a la construcción y presentación de la imagen en varias esferas sociales y a partir de temas vinculados con el arte, el consumo, la feminidad y la propia identidad.

Por Laura Casanovas
¿QUIÉN ES ESA CHICA?, FLAVIA DA RIN EN EL MUSEO DE ARTE MODERNO DE BUENOS AIRES

En una serie producida entre 2005 y 2007 aparece la mujer adolescente, o joven, con ojos muy grandes (motivo caracterñistico y presente en varios trabajos de aquel periodo), rasgos publicitarios y del animé, y una enfática y diversa expresividad (asombro, tristeza, entusiasmo, desilusión) emparentada con aquella transmitida por medio de los emojis.

Los estereotipos sociales y lo femenino también irrumpen en la serie Una fiesta para sacudirse el terror del mundo (2011). En ella, Da Rin recurre al empleo de la máscara, a un exuberante cromatismo y a una gestualidad teatral para referirse a convenciones del mundo del arte actual con ingredientes del arte pop y la referencia a pinturas del belga James Ensor. El concepto de máscara, de lo que se oculta y se deja ver, está presente de diversas maneras en su obra, al igual que la mirada hacia la historia del arte.

En la serie El misterio del niño muerto (2009) la artista encarna a todos los personajes de un funeral para representar la muerte simbólica de una obra de arte cuando abandona el taller. Allí aparecen representaciones en formato de polípticos, tondos y retablos en una atmósfera a caballo entre Francisco de Goya, El Greco y la serie televisiva Twin Peaks, de David Lynch, constituyendo una de esas simbiosis estilísticas que la artista maneja con soltura y sello propio. El pasado del arte y de las mujeres artistas aparece en las fotografías con las cuales rinde homenaje, una vez más, a partir de la versatilidad de su propia figura, a quienes quedaron fuera del canon de la historia del arte.

En la serie Terpsícore entreguerras (2014), Da Rin recrea fotografías documentales de bailarinas vanguardistas fundamentales de principios del siglo XX, que sentaron las bases del arte contemporáneo, como la rumana Lizica Codreanu, las alemanas Valezka Gert y Mary Wigman, la italiana Giannina Censi y la estadounidense Martha Graham. En tanto, en Burdens of life (Los pesares de la vida) y en Autorretrato, ambas de 2016, reflexiona sobre la relación entre maternidad y carrera artística a partir de su experiencia y con nuevos giros estéticos. En el primer caso, se trata de fotomontajes digitales donde su cuerpo y el de sus hijos se imbrican y escurren entre enormes esculturas clásicas o neoclásicas. “Da Rin es la directora, la escenógrafa y la montajista de su propio trabajo. Aunque recurre a la ficción y modifica su imagen hasta quedar muchas veces irreconocible, su obra es fuertemente autobiográfica (…)” sostiene la curadora de la exposición, Laura Hakel. Al respecto, en el museo se presenta una habitación/taller que recupera el espíritu del dormitorio y del taller del inicio de su carrera artística. Antes de ingresar en ella, encontramos una de sus últimas series, Espíritus (2018), con hermosas imágenes de frondosas y románticas cabelleras-ovillos, a manera de peinados mimetizados con elementos de la naturaleza.

   

   

¿Quién es esa chica? es el título de esta retrospectiva y, si bien es una pregunta abierta, podemos arriesgar una posible respuesta luego de recorrerla. Esa chica es Flavia Da Rin, quien pone en escena aquello que de alguna forma somos todos: personas únicas en tránsito permanente entre experiencias, imágenes, identidades y vidas.

Flavia Da Rin, ¿Quién es esa chica? Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Avenida San Juan 350, San Telmo). Horarios: Lunes, miércoles, jueves y viernes de 11:00 a 19:00. Sábados, domingos y feriados de 11:00 a 20:00. Martes cerrado. Entrada general: $50. Miércoles gratis.