ARCOmadrid 2020 ABRE SUS PUERTAS Y AGREGA VALOR AL CONCEPTO DE FERIA

ARCO ABRE SUS PUERTAS Y AGREGA VALOR AL CONCEPTO DE FERIA

Este medio día, en la ciudad de Madrid (España), la feria internacional de arte contemporáneo más importante de España abrió sus puertas para coleccionistas, galeristas, prensa y allegados al mundo del arte. A partir de mañana a las 12:00 de la mañana, la feria inaugura para todo el público.

Por Matías Helbig
ARCOmadrid 2020 ABRE SUS PUERTAS Y AGREGA VALOR AL CONCEPTO DE FERIA

Casi cuatro décadas más tarde desde su fundación, la feria que reactivó el mercado y la escena artística española en la década del 80 ―en una España recién librada del franquismo―, ARCO llena de arte Madrid, y con una presencia latinoamericana que sorprende. Entre los datos comunicados por la dirección de la feria, de las más de doscientas galerías que participan en esta edición, un 22% pertenece a la escena latinoamericana. Además, galerías europeas y norteamericanas como Mor Charpentier (París, Francia), Henrique Faria Fine Art (Nueva York, Estados Unidos) y Thomas Schulte (Berlín, Alemania), entre otras, presentan booths individuales de artistas de la región (en el caso de estas tres galerías, se exhiben muestras de Voluspa Jarpa, Osvaldo Romberg y Alfredo Jaar, respectivamente).

      

En el desayuno que dio acogida a los medios, Maribel Lópezl, Directora General de ARCO, dio la bienvenida a la nueva edición e hizo hincapié sobre la nueva dirección que ha tomado la misma: establecerse como un espacio de visibilidad y conocimiento respecto al trabajo de los artistas participantes. Es bajo esta nueva directriz que ARCO 2020 asume un carácter más expositivo que ferial. Da gusto caminar por los pasillos del inmenso predio de IFEMA y observar una galería tras otra como si se tratara de pequeñas exposiciones contiguas, con sus distintos ejes curatoriales definidos.

Para impulsar esta propuesta, además del Programa General donde participan 171 galerías de 30 países, tres nuevas secciones han sido añadidas a esta edición. It’s Just a Matter of Time, comisariada por Alejandro Cesarco y Mason Leaver-Yap, funciona un poco a modo de laboratorio. En torno a la figura del artista cubano Felix González Torres (1957- 1996), la obra de 16 artistas de generaciones diversas ― se encuentran por ejemplo David Lamelas (Argentina, 1946), Hudinilson Júnior (Brasil, 1957-2013), María Eichhorn (Alemania, 1962) y Danh Vö (Vietnam, 1975) ― reflexionan sobre conceptos de temporalidad acuñados por González-Torres a lo largo de su carrera. “Esta exposición incide, entre otras cuestiones, en cómo diferentes contextos institucionales conciben y transforman el cuerpo”, explican los curadores, y agregan: “los trabajos seleccionados examinan las diferentes maneras en que el saber ha sido estructurado, y cómo estas estructuras exhiben o bien invocan residuos emocionales”.

Desde otro enfoque, el curador valenciano Agustín Pérez Rubio y la curadora mexicana Lucía Sanromán entablaron un diálogo que invita a diez galerías a establecer un intercambio intergeneracional entre dos artistas. En ese marco y con un predominio de galerías latinas ―seis de las diez que integran el programa― surge Diálogos, donde se enfrentan artistas como Nohemí Pérez (Colombia, 1962) y Óscar Murillo (Colombia, 1986), representados por el espacio colombiano Instituto de Visión, y Narcisa Hirsch (Berlín, 1928) y Osías Yanov (Argentina, 1980) ―este último nominado al Premio Illy por su serie Escaleras―, representados por la galería argentina Nora Fisch.  

          

 

En último lugar, pero no menos ambiciosos, los curadores Tiago de Abreu Pinto y Övül Ö. Durmusoglu gestionaron Opening, sección dedicada a la exhibición de proyectos de artistas y galeristas jóvenes. Allí aparecen galerías como Pasto, Piedras (ambas de Buenos Aires, Argentina), Superfície y Sé (ambas de San Pablo, Brasil), todas ellas consagradas a la representación de figuras emergentes de la producción local contemporánea.

Sin lugar a dudas, el equipo directivo de ARCO 2020, liderado por López, ha salido a plantear un nuevo concepto de feria que ponga a los artistas y sus obras otra vez en el ruedo. Un movimiento astuto dentro del excesivo contexto del mercado artístico ―donde proliferan las ferias y el mercado parece haberlo tomado todo― que, llevado a cabo por un grupo de profesionales sagaces, dará de qué hablar tras su cierre el domingo 1º de marzo.