CONSCIENTIZACIÓN Y CRÍTICA AL PROGRESO EN LA BIENAL DE SHANGHÁI

En el marco de la 12º Bienal de Shanghái, el artista colombiano Miguel Ángel Rojas (Bogotá 1946) presentó Nuevo el Dorado (Economía Salvaje), una obra que consta de dos fotografías satelitales intervenidas y transformadas en mural. Bajo la curaduría de María Belén Sáez, la obra se da dentro del concepto curatorial PRO- REGRESS propuesto por el curador general de la bienal, el mexicano Cuauhtémoc Medina.

Por Matías Helbig
Nuevo el Dorado (Economía Salvaje), Miguel Ángel Rojas.

Aludiendo a la ley forestal sancionada en 2012 por el gobierno brasileño que permite la tala de cuatrocientas hectáreas de selva amazónica por individuo, Miguel Ángel Rojas pone sobre la mesa una cuestión crítica para el planeta entero: la destrucción indiscriminada y la consecuente desaparición del Amazonía. Con la reciente asunción de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil y su política económica centrada en la explotación de las tierras hasta hace muy poco protegidas –el nuevo presidente firmó un decreto otorga al Ministerio de Agricultura el poder de delimitar las reservas indígenas-, la obra de Rojas se resignifica todavía más.

“La Amazonía, es el pulmón más importante de la Tierra, además de ser el hogar de infinidad de especies y comunidades que viven en perfecto equilibrio con el medio –escribe el artista colombiano-. Las tierras robadas a la selva Amazónica son primero sometidas al saqueo de las maderas, para luego ser, o desertificadas por la minería de oro en superficie o usadas para cultivar coca”. Situando a los grandes productores agroindustriales, la minería y al narcotráfico como los principales responsables de la destrucción del territorio latinoamericano, Rojas utiliza mambe (hojas de coca deshidratadas y molidas), hojillas de oro, arcilla tomada de la región tropical sudamericana y hojillas de plata para intervenir los dos murales construidos en impresiones serigráficas.

                                                                            

Asimismo, Nuevo el Dorado (Economía Salvaje) pone la mirada sobre el sector público como otro responsable de la crisis climática y su rol como garante de una economía sustentable. Rojas explica: “Este vertiginoso desastre escudado por las leyes, no solo sucede en Brasil sino en el resto de países de la cuenca amazónica. Como patrimonio de la humanidad, y con el fin de garantizar el futuro de la vida, el territorio Amazónico debería permanecer intacto”.

La obra de Rojas forma parte de la propuesta curatorial PRO- REGRESS establecida para la Bienal de Shanghái que tiene lugar hasta el 10 de marzo. Propuesta por Cuauhtémoc Medina, PRO-REGRESS pretende motivar la producción de obras centradas en la crítica al denominado “progreso” en la sociedad contemporánea. “Esta bienal está dedicada a explorar la forma en que los artistas contemporáneos discuten y evocan la naturaleza ambivalente de nuestro tiempo”, declaró un miembro del equipo curatorial de la bienal.