UNA MIRADA HACIA LOS INICIOS DE LA FOTOGRAFÍA MODERNA ARGENTINA

El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) inaugura una de las exposiciones más ambiciosas con relación al surgimiento de la fotografía moderna en Argentina, principalmente en la ciudad de Buenos Aires. Con una selección de más de 250 obras, el segundo piso del museo es un homenaje a las figuras que fotografiaron, por primera vez, la ciudad rioplatense desde una perspectiva no meramente documental. Mundo Propio: Fotografía Moderna Argentina 1927 – 1960 exhibe las fotografías de los grandes maestros que moldearon lo que hoy se conoce como la fotografía argentina.

Por Matías Helbig
"Entrada al subte" (Subway entrance), 1959, Juan Di Sandro.

Bajo la curaduría de Facundo de Zuviría –reconocido por su serie La siesta argentina, vendida recientemente por la galería Rolf Art a la colección del MoMA-, Mundo Propio presenta cuatro ejes temáticos evidentes: la ciudad, la abstracción, el surrealismo y el mundo onírico, y la fotografía de retrato. Todos ellos, sobre todo la ciudad y la abstracción, temas modernos por excelencia.

A su vez, también puede observarse un carácter documental –entendido como docu-Art en la actualidad- que atraviesa toda la exposición. En algunos casos adrede, como sucede en la foto Noche del fallecimiento de Eva Perón (1952), de Juan Di Sandro, o en la serie Retratos de Chaco (c. 1937), de Hans Mann, donde los sujetos fotografiados comentan en primera persona sus historias. Pero en otros casos, la exposición presenta un registro documental de la época, de una generación de fotógrafos, en su gran mayoría de origen europeo, que observan bajo el lente europeísta algunas regiones del interior del país, por un lado, y el pulso de la Buenos Aires de mitad de siglo, por el otro. De hecho, una edición de la revista norteamericana Life, exhibida en una de las vitrinas de la sala, dedica toda una sección a Eva Perón fotografiada por Gisèle Freund bajo una estética casi monárquica.

 Los artistas que fueron seleccionados por Facundo de Zuviría, en conjunto con el equipo curatorial del MALBA que dirige Victoria Giraudo, pertenecen a una generación que va desde fines de los años 20 hasta finales de los 60. Entre ellos, Horacio Coppola con sus bellísimas fotos de Buenos Aires, Greta Stern y su serie Sueños, Juan Di Sandro con sus paisajes nocturnos, Anna Marie Heinrich y sus célebres autorretratos, Pedro Otero y Sameer Makarius con sus trabajos surrealistas, Anatole Saderman y sus fotografías para el libro Las Maravillas de nuestras plantas indígenas, Gisèle Freund y sus retratos de Eduardo Mallea, Jorge Luis Borge y Adolfo Bioy Casares; la lista es infinita. Un prócer del medio fotográfico junto a otro.

Por otra parte, Mundo Propio no solo estuvo pensada para homenajear a quienes prevalecieron en el relato de la historia. Fotógrafos como el polaco Sivul Wilensky, tutor de Annemarie Heinrich, o el maestro de la abstracción urbana, el argentino Ricardo Sansó, por ejemplo, también tienen su lugar. “Si bien hubo una búsqueda para alzar a los padres de la fotografía moderna argentina”, argumentó De Zuviría, “también supone traer de la oscuridad a aquellos artistas fundamentales que fueron olvidados”. En ese sentido la muestra posee copias originales y materiales de archivo casi desconocidos de un altísimo valor artístico e histórico: los contactos de la Leica de Coppola en 1931, seleccionados y ordenados por él; los comunicados y manifiestos de La Carpeta de los Diez –una suerte de colectivo de experimentación por Max Jocoby, Annemarie Heinrich, Alex Klein, Fred Schiffer y Boleslaw Senderowicz, entre otros-; y fragmentos de las fotonovelas de George Friedman.

   

   

Ubicadas en el último piso del MALBA, las fotografías de los 25 artistas que constituyen la primera muestra dedicada a la exploración de este periodo (1930-1960) en el país sudamericano estarán exhibidas hasta el 9 de junio.  Una exposición que ilustra una época y una forma hegemónica de observar el mundo, pero que también expone a aquellos artistas que fueron más allá de los cánones establecidos dentro del medio fotográfico. Sin más, queda en el aire una pregunta: ¿Cuándo veremos en Argentina semejante atención y trabajo, pero en disposición de la prolífica fotografía contemporánea? Por lo pronto, a disfrutar Mundo Propio/ Fotografía Moderna Argentina 1927 – 1960.

 

Fotografos exhibidos

Juan Bechis, Horacio Coppola, José Costa, Alicia D´Amico, Juan Di Sandro, Gisèle Freund, George Friedman, Manuel Gómez, Annemarie Heinrich, Alex Klein, Sameer Makarius, Hans Mann, Julio Maubecin, Rodolfo Ostermann, Pedro Otero, Humberto Rivas, Anatole Saderman, Ricardo Sansó, Fred Schiffer, Nicolás Schonfeld, Boleslaw Senderowicz y Grete Stern, Augusto Ignacio Vallmitjana, Sivul Wilensky.