Los Angeles County Museum of Art (LACMA) presenta Jugar con fuego: pinturas de Carlos Almaraz

Con este decimocuarto posteo, Playing with Fire: Paintings by Carlos Almaraz forma parte de Pacific Standard Time: LA/LA, una profunda y ambiciosa exploración del arte latinoamericano y latino en diálogo con Los Ángeles que se extenderá a lo largo de cuatro meses en más de 70 instituciones culturales del sur de California.  La Getty Foundation brinda apoyo a esta colaboración cultural sin precedentes con más de $16 millones en subsidies. El patrocinador oficial es Bank of America.

Por Julia P. Herzberg, Ph.D.
Los Angeles County Museum of Art (LACMA) presenta Jugar con fuego: pinturas de Carlos Almaraz

Los Angeles County Museum of Art (LACMA), Jugar con fuego: pinturas de Carlos Almaraz

6 de agosto–3 de diciembre de 2017, BCAM, 2ª planta

 

El Los Ángeles County Museo of Art (LACMA) presenta la primera gran retrospectiva de la pintura de Carlos Almaraz (1941–1989). Playing with Fire: Paintings by Carlos Almaraz (Jugar con fuego: pinturas de Carlos Almaraz) presenta 65 obras, principalmente cuadros y algunos dibujos pertenecientes a la obra de estudio del artista. Almaraz fue legendario en vida, inicialmente como activista político y cofundador de Los Four—uno de los primeros colectivos de artistas chicanos que surgieron en el Sur de California en la década de 1970—y finalmente como un visionario artista de estudio cuyas cautivadoras imágenes transmiten un profundo impacto psicológico. Almaraz se convirtió en activista a través de su labor con United Farm Workers, por el cual pintaba carteles para manifestaciones del sindicato. Algunas de sus obras más visibles de este periodo fueron sus diversos murales públicos en el Este de Los Ángeles que retrataban la lucha chicana por los derechos civiles. Sin embargo, para finales de esa década, Almaraz se sentía restringido por su papel como trabajador cultural dentro del movimiento y dio un giro a sus aspiraciones creativas para reivindicar una forma de expresión mucho más personal. Jugar con fuego: pinturas de Carlos Almaraz explora esta transformación personal y artística.

            Un punto destacado de la exposición es Echo Park Lake nos. 1–4 (1982), un cuadro de cuatro paneles de 24 pies de ancho que recuerda las representaciones impresionistas de estanques de nenúfares y parques parisinos de Claude Monet. Esta exposición es la primera vez que los cuatro paneles se exponen juntos desde 1987. Otras obras destacadas son: las obras de estudio de Almaraz que representan escenas idílicas de Hawái (donde Almaraz y su familia tenían una segunda casa); choques automovilísticos incendiados en las autovías, saturados de color; autorretratos; escenas contemplativas de la vida doméstica; y surrealistas paisajes oníricos.

Otras obras destacadas son: las obras de estudio de Almaraz que representan escenas idílicas de Hawái (donde Almaraz y su familia tenían una segunda casa); choques automovilísticos incendiados en las autovías, saturados de color; autorretratos; escenas contemplativas de la vida doméstica; y surrealistas paisajes oníricos. 

“Carlos Almaraz es una figura clave de la historia cultural de Los Ángeles”, dijo Michael Govan, director adjunto del LACMA y director bajo el patrocinio de Wallis Annenberg. “La primera muestra de Almaraz en el LACMA fue la exposición de 1974 Los Four: Almaraz/de la Rocha/Luján/Romero, que presentaba la obra de este importante colectivo de artistas chicanos cofundado por Almaraz. Jugar con fuego: pinturas de Carlos Almaraz es una oportunidad de reconocer a Almaraz como artista individual. Nos emociona replantear los logros de Almaraz desde un contexto más amplio y ofrecer una nueva apreciación global del compromiso del artista con temas complejos”.

La exhibición se organiza en cinco secciones temáticas libremente definidas e incluye los siguientes elementos destacados: Los Ángeles, delirante y edénica, Malas noticias, Domesticidad, Sexualidad y lo Erótico, Sueños y alegorías. Jugar con fuego: pinturas de Carlos Almaraz es la primera monografía completa dedicada a este artista. El catálogo incluye un ensayo principal de Howard N. Fox, el curador de la exposición; un retrato biográfico del artista autorizado por su esposa, Elsa Flores Almaraz, con Jeffrey J. Rangel; una antología de recuerdos personales de amigos, colegas, marchantes de arte y coleccionistas que conocieron a Almaraz, recopilada por la investigadora de arte independiente Marielos Kluck; y una selección de extractos de los diarios de Almaraz inéditos hasta ahora. El libro presenta más de 60 obras ilustradas a color, la mayoría desde finales de la década de 1970 hasta 1989, además de numerosas imágenes comparativas e instantáneas históricas del artista, sus amigos y su familia. La exposición viene acompañada de la primera monografía completa de Carlos Almaraz, copublicada con DelMonico Books • Prestel.

En el próximo posteo profundizaremos en la exposición del Japanese American National Museum, Tierras Fronterizas Transpacíficas: El Arte de la Diáspora Japonesa en Lima, Los Ángeles, Ciudad de México y Sao Paulo desde 17 de septiembre  a 25 de febrero, 2018.