Ken Matsubara: Repeticiones. Galería del Paseo. Punta del Este

Victoria Verlichak

Matsubara reúne tres videos y una instalación, que se presenta como una sucesión de volúmenes abiertos sobre atriles, tan tenues como los recuerdos.

Por Victoria Verlichak
Ken Matsubara,  Potsdamer. Tecnica mixta / Mixed media. 24 x 30 cm

Contra todo pronóstico, en pleno verano del hemisferio sur, Galería del Paseo introdujo a la región la provocadora obra del japonés Ken Matsubara(Tokio, 1949), que asistió a la inauguración. El espacio de exhibición está situado frente a una de las magníficas playas de Manantiales y lo primero que hizo el artista fue mostrar a sus anfitriones un video del lugar donde vive en Tokyo, repleto de gente, carteles luminosos, autos y ruido. Sorprendido por tanto silencio les dijo que no sabía si iba a poder dormir, pero sí, descansó muy bien.

Tan refinada como perceptible, la muestra desplegó trabajos -instalaciones y videos- que le dan nueva vida a miradas ajenas y a evocaciones personales, subrayando pérdidas y utilizando al tiempo como posibilidad de restauración. Las obras de Repeticiones se vinculan, mayormente, con experiencias del artista a partir de las vivencias de otras personas, desconocidas. Matsubara, que exhibe desde 1987 y vive y trabaja en Japón, reúne tres videos y una instalación, que se presenta como una sucesión de volúmenes abiertos sobre atriles, tan tenues como los recuerdos. Cada libro está compuesto por fotografías de cierta antigüedad -encontradas en mercados y librerías-, plasmadas en la página de la izquierda. Tras visitar cada uno de los lugares de las citadas fotos, el artista las reconstruye en video y las muestra en la hoja de la derecha en una tableta, cubierta por un papel opaco que torna difusas a las nuevas imágenes.

“Matsubara implora a la memoria un movimiento hacia la eternidad. El recuerdo, ese fugitivo recurso humano, deambula como un fantasma empavonado en la comisura de la percepción, agotando en el objeto su distancia metafísica”, concluye el curador Renato Rita. Concurrida por un público multinacional, la galería integró el recorrido estival de los Gallery Nights de Punta del Este.